El ejército de los Estados Unidos utiliza el Bombardier E-11A para la vigilancia electrónica sobre Afganistán

El accidente de un Bombardier Global Express en enero de 2020 fue causado por un error de la tripulación de vuelo. Los pilotos se equivocaron al interpretar qué motor fallaba y apagaron por error el motor operativo, lo que causó el accidente del avión.

El informe definitivo de la USAF Aircraft Accident Investigation Board (AIB) determinó que un error humano provocó el accidente del Bombardier.

El 27 de enero de 2020 un avión bimotor de la U.S. Air Force cayó en Afganistán provocando la muerte de sus ocupantes. Las milicias afganas reclamaron ser los autores de la catástrofe, pero el informe de la AIB desmiente esta versión y apunta al error de los pilotos.

Un error de interpretación de los pilotos con consecuencias fatales

Bombardier piloto error motor se estrellaSegún los investigadores, el Bombardier sufrió un fallo de motor izquierdo una hora y 45 minutos después del despegue. Un álabe del motor Rolls-Royce BR710 se rompió, provocando que el motor se parara.

Aproximadamente 24 segundos después del incidente inicial, los pilotos pararon el motor derecho, que era el motor operativo.

La acción de los pilotos provocó un “dual-engine-out emergency” cuando se encontraban a 230 millas del aeropuerto de Kandahar. Ninguno de los dos motores pudo ser reencendido en vuelo, lo que provocó el fatal accidente.

En el momento de producirse la emergencia, los pilotos emitieron un mayday a control de tráfico aéreo, informando que habían sufrido un doble fallo de motor, y que procedían a Kandahar.

El avión planeó hacia un aeropuerto, pero no llegó

E-11A Bombardier se estrella por error de pilotosSin embargo el avión se encontraba fuera del rango de planeo para alcanzar el aeropuerto de Kandahar. La decisión de volver a este aeropuerto alejó a los pilotos de la opción de planear hasta otras zonas de aterrizaje próximas.

La tripulación posteriormente intentó planear hasta la base de Sharana, pero el avión se estrelló poco antes de alcanzar el campo, aproximadamente a 21 millas de la base.

Ambos pilotos murieron en el accidente y el avión quedó destruido.